Alimentación Sátvica

Al alimentar a una familia, las madres, en etapa de crianza, pueden elegir educar  al paladar  para el mañana. Un paladar que distinga los sabores  sencillos y las prefiera, es sin duda un paladar que se recupera rápido de los desajustes alimenticios, propios de estos tiempos de prisas y de demasiadas ofertas ricas.

Se cree que combinar mucho y condimentar es la forma de enriquecer los platos, y no siempre es así. La importancia de distinguir entre los sabores dominantes y los secundarios a la hora de cocinar, y  no perder las vitaminas, es el modo más fácil de dejar de acumular peso.

Resaltar la personalidad de una hortaliza, legumbre, verdura, o fruta es fácil descubriendo las claves al combinar, no superando los tres ingredientes o variedades en un plato.  La importancia de la alimentación como un método de prevención de enfermedades, a la vez que una forma de dejar atrás las digestiones pesadas y la fatiga crónica, es lo que le conviene a todo meditador. Además, una alimentación así es apta para la convalecencia de toda enfermedad. El adelgazamiento sin esfuerzo es el primero de sus beneficios que salta a la vista.