Yoga

La práctica que comparto  es Samkhaya, preclásica, y es Swasthya.  Acoge a los que buscan crear un centro interior de referencia, a salvo de las fluctuaciones externas, desde una fortaleza física. Luego, aparcadas las demandas del yo, explorar las posibilidades depositadas en la naturaleza de la especie, con técnicas corporales y adiestramientos de la mente y respiratorios. A los que saben que parte de la vida tiene que ver con la ingeniería que sostiene al ser,  con su fuente de retroalimentación y base de datos, y con las características del espacio-tiempo del que procede y en el que está el practicante.

¿Qué es Swasthya en el yoga?

Se le puede considerar la madre del Hatha Yoga, por el momento de la historia en la que toma lugar. El Swasthya es anterior al Hatha y al Ashtanga.  Se localiza en la primera  etapa de los shastras en tanto referidos a asanas, a los cuales representa. Es la época del matriarcado de la cultura Drávida.  A ella pertenecen los Upanisads (cuerpo metafísico de la filosofía), el Tantra (cuerpo gozoso de la meditación avanzada) y la Shruti (maestría y transmisión oral de la técnica). Se sabe que la segunda etapa, la más divulgada hoy, es una actualización histórica de la primera. Corresponde a la llegada de los Arios al valle del Indo, y al advenimiento  patriarcado, que revisará la técnica y separará las partes, dando relevancia a lo que elige (al igual que se está haciendo hoy con el mismo tema). Hoy, estamos entrando en la tercera etapa, con un reduccionismo de la temática, característico de una época que no tiene ni tiempo ni ganas de escuchar a los logros especializados de los antiguos.

Objetivos buscados con la práctica

Los beneficios desde el primer momento tienen que ver con:
  • Salud y el refuerzo del sistema inmunológico.
  • Liberación de negatividades y el retorno a la esencia.
  • Recuperación de un centro de referencia para la conciencia y energía.
  • Aumentar la vitalidad para la superación de automatismos.
  • Conquista de una inteligencia emocional que permita la apertura a la percepción no condicionada.
  • El encuentro del lugar de acción de cada cual en lo cotidiano.
  • Acercamiento a los ancestrales planteamientos tántricos del gozo en la meditación avanzada.
  • Despertar la memoria.
  • Crear una cualidad de percepción, que puede acoger a un conocimiento atemporal, de una mente científica e intuitiva a la vez.
El cuerpo humano es un vehículo magnífico para una vida de plenitud. Hay que estudiar y practicar, ya que hay mucha materia sobre la maquinaria y la ingeniería cuerpo-palabra-mente.

Tipos de clases o talleres que imparto

Yoga de primer nivel

Primera aproximación al mundo del yoga, para aquellos que no tienen ninguna o poca experiencia. Normalmente están indicados para realizarse en clases de 1h 30 min de duración y tienen la siguiente estructura:

  • Ejercicios respiratorios o Pranayama
  • Estiramientos
  • Equilibrio
  • Relajación profunda

Yoga de segundo nivel

Este segundo nivel se caracteriza por enfocarse en la autosanación. Las clases tienen un carácter teórico, pero también incluyen la práctica de ejercicios, y suelen comprender temas como:

  • Introducción a los Prajnaparamitas del yoga
  • Alimentación sátvica
  • Práctica de Pranayama avanzado
  • Chakras y el sistema endocrino

Yoga de tercer nivel

En este nivel se intenta llegar al cuerpo sutil a través de la actividad física. La médula del yoga va más allá de las palabras, y necesita también de un profundo acercamiento a la esencia de la mente para darse cuenta de la necesidad del adiestramiento. Una vez cruzado el umbral sin puertas, empieza la técnica.

En estas clases se trabajaran diversos aspectos del yoga dentro del Raja, Bhakti y Karma:

  • Pranayama
  • Kriya
  • Bandhas
  • Asana (swasthya)
  • Samyama
  • Kundalini
  • Dhyana
  • Nyasa
  • Nidra
  • Vipasana
  • Vinyasa
  • Mantras
  • Mudras
  • Tantra

Los tres kayas del yoga

En este nivel la práctica del yoga se percibe desde su atmósfera cuántica. Se pretende llegar a recuperar la correspondencia entre el cuerpo burdo y el cuerpo de la esencia pura.

Averiguar la forma de plexos, glándulas y demás tesoros corporales, en términos de esencia y densidad sutil, se hace más fácil partiendo del planteamiento clásico de los tres kayas.

La práctica se basa en:

  • Generación del bodhisatva
  • Pranayamas
  • Kriyas
  • Trataka
  • Asanas
  • Técnicas de meditación
  • Aproximación a Kundalini y al Soma
  • Vipasana
  • Vinyasa

Si quieres más información sobre las clases y talleres contáctame