Filosofía Pura

«…El solipsismo de Wittgenstein como punto de llegada de la dinámica del

raciocinio, encerrado en el autodialogo -de un intelecto saturado de

 informaciones enciclopédica- pasa a ser un error en el aprendizaje. Este   error está heredado de la concepción mecanicista, que  apareció en el siglo XVII con la filosofía de René Descartes, quien basó su visión de la naturaleza en una división fundamental: dos reinos separados e independientes, el de la mente (res cogitans) y el de la materia (res extensa). Esta visión solucionó mucho, pero arrastró  una falta de conocimiento base: la naturaleza orgánica y creativa de la mente, capaz de generar respuestas nuevas, de auto generarse para evadir la encerrona.

Bajo la hegemonía lingüística del hemisferio izquierdo del cerebro, el lenguaje se hace una barrera más que un puente. Se separan las actividades cerebrales hasta polarizar la función mental de tal forma que el sensorium -o actividad analógica del cerebro derecho- se queda muy reducido, incluso desplazado. El estrés como mal común de los tiempos de excesos, es por un desequilibrio en la actividad cerebral. Desajuste que se refleja en el resto del cuerpo, causando un escalabro en el organismo que lo acuna…»

Extracto de mi libro: Dharma en la vida urbana.

Dharma en la vida urbana

Aquí puedes echar un vistazo a mi libro «Dharma en la vida urbana». Probablemente sea un libro de yoga inusual para el lector. En el índice puedes ver el título de las temáticas que trata. Espero que lo disfrutes.